Celebración de San Gil

San Gil o Egidio Abad fue un cenobita del siglo VI originario de Atenas. Vivió algún tiemplo cerca de Marsella, donde existe una población que lleva su nombre, retirándose después a un bosque próximo al Ródano que hoy se llama bosque de San Gil.


Allí se alimentaba con la leche de una cierva que perseguida en la caza por el rey Childeberto descubrió el retiro del solitario. El rey le hizo ordenar sacerdote y le edificó un convento del que llegó a ser abad. Se le considera uno de los santos auxiliadores.

San Gil da nombre al barrio que celebra a Santa Quiteria, y se encuentra en la parte más alta del retablo situado en el ábside de la ermita de San Gil.


Su festividad se celebra el día 1 de Septiembre y no hay constancia documental de que en este barrio hubiera celebración de esta fiesta hasta la segunda mitad del siglo XX.
Es en los primeros 50 cuando Cipriano Gómez y Pedro Cézar deciden pedir a los vecinos lo que tuvieran a bien dar para poder traer algo de música y organizar un baile para las gentes del barrio.
Al no haber alumbrado público en las calles, celebrar algo por la noche suponía encender una hoguera en la plaza. En aquellos años la música estaba constituida por dos personas de Huete, acordeonista (Vicente “mollete”) y guitarrista (desconocido de momento).

En años posteriores el acordeonista era el célebre “cañamón” de Saceda del Río, del cual se dice que llevaba el ritmo con el pie, y cuando se le pisaba y se le impedía moverlo era incapaz de tocar el instrumento.
Como en esta fecha Cipriano Gómez regentaba una taberna en Huete, tuvo también la idea de poner un bar en la plaza de San Gil, siendo el pionero, pues, de lo que después constituye la financiación fundamental de esta fiesta: la barra. En los últimos 50 dejó de celebrarse la fiesta.

Es desde los últimos 70 del siglo XX cuando se empieza a celebrar otra vez y adquiere cierta relevancia como fiesta de verano. Fue un grupo de jóvenes (que ahora están en la cincuentena) quienes decidieron recoger el testigo de Cipriano y “Periquillo” e impulsarla.

Empezó ocupando casi todo el mes de agosto con campeonatos de futbito y frontón en las instalaciones municipales, y campeonatos de juegos de cartas que se celebraban en los bares. Desde entonces se celebra el último fin de semana de agosto, y la comisión de jóvenes organiza un bar cuyos beneficios costean los actos que tienen lugar durante esos días.

Los actos son organizados por esos jóvenes para todos aquellos que quieren participar en ellos, ya que las actividades que se llevan a cabo son muy variadas, de corte principalmente pagano.

Esos actos constituyen algo así como una semana de cultura y tradiciones populares, pues comienza con proyecciones de cine en los primeros días de la semana; continua con verbenas populares los días viernes, sábado y domingo; sigue con concursos de disfraces de niños y adultos durante ese fin de semana, días en los que también tienen lugar varios campeonatos de juegos de cartas como mus y brisca, juegos y gymkanas infantiles…; y culmina el domingo con juegos populares (bolos, barra castellana, dardos…) para mujeres, hombres y niños, concurso de limoná y de tortillas, por la mañana; una paella popular que abonan los comensales y en la que participa toda la gente del barrio que quiere; y la entrega de trofeos de todos los concursos y campeonatos, que se hace por la tarde-noche. La verbena sigue luego hasta altas horas de la madrugada…


San Gil 2002


¡¡Os esperamos a todos!!