Poesías, mayos e himnos

Sentimientos de nuestra gente


+ Poesías

Glosas de algunos Vivas a Santa Quiteria
(Octavas en Arte Menor)
I

En el plúmbeo atardecer
del paganismo romano
y en el claro amanecer
del gran futuro cristiano
que acababa de nacer,
segó tu vida Germano,
exclamando toda Iberia:
¡QUE VIVA SANTA QUITERIA!

II

La sangre, puro rubí,
emanada de tu herida,
fontana es en carmesí
en cada pecho prendida
de este barrio de San Gil,
que, al ver tu garganta herida,
proclama con verbo grácil:
¡VIVA LA VIRGEN Y MARTIR!

III

De tu doncellez sin par,
paradigma para el alma
que porfía en el amar,
derrama profusa calma,
si el deseo ha de colmar
de la virtud de tu palma
que su nitidez blasona:
¡VIVA ESA BLANCA PALOMA!

IV

Edénico es el pensil
que tu esplendor hermosea
en cada Mayo febril,
cuando el color pinturea
tu trono de flores mil;
así el fervor te corea
con cariño desmedido:
¡VIVA ESE JARDÍN FLORIDO!

V

El firmamento estrellado
la noche embellece ya
y en su edén abigarrado
muestran los astros la faz,
con su brillo harto obstinado,
de Quiteria, que a exclamar
nos incita, tan radiante:
¡VIVA ESA ESTRELLA BRILLANTE!

VI

El dar por Cristo la vida
es de estar enamorada;
mas, sin que Él te la pída,
dársela por entregada
en el martirio ofrecida:
heroicidad preclara
que al mismo Dios le fascina:
¡VIVA ESA HERMOSA HEROÍNA!

VII

Claveles, lirios y rosas
salpican tu celosía:
símbolos de tantas cosas
que el barrio a Ti te debía
por tu intercesión gloriosa.
Así tu pueblo a porfía
te dedica su loores:
¡VIVA LA FLOR DE LAS FLORES!

VIII

Llevando en el corazón
el brillo de tu corona,
el quiterio con pasión
a los mil vientos pregona
que eres del barrio “ilusión”
y por tal en Mayo entona,
unido a gargantas mil:
¡VIVA EL BARRIO DE SAN GIL!

Félix Tornero Calzas, abril 2005


A Quiteria, Santa y Martir
(Soneto)

Bello pensil en lirios esmaltado
que anegas este barrio en alegría;
caudal de viva fe y de valentía,
en amor al Maestro trastocado.

Fulgor de ciego sol santificado
por el odio implacable, que fluía
de la horda pagana, en rebeldía
contra tu celo, en Cristo cristianado.

Abraza el corazón que embelesaste
y arrúllalo junto a tu dulce seno,
tornando en mi la sangre que expiaste

en viático vital, firme y sereno
y en luz a los que eterna paz mediaste,
que a amarte me enseñaron tan sin freno.

Félix Tornero Calzas, abril 2008


POESÍA
Echemos requiebros mil
y digamos con el alma:
Quiteria lleva la palma en el barrio de San Gil,
Quiteria es la blanca aurora,
que alumbra el campo de flores
y le da a los labradores
vienes como protectora.
Estando Quiteria orando,
en los montes de Toledo,
Germán con su escuadron llega
y de esta manera le habla:
– Quiteria tu mismo padre para buscarte me manda, quiere que mi esposa seas,
cosa en mi muy deseada.
-¿Yo tu esposa? contestó con dulcisimas palabras.
-No lo seré, y moriré por defender la ley santa.
-¡Dame los brazos Quiteria!
-Quítate de ahi monstruo horrendo,
porque yo estoy desposada con el hijo del
eterno, con mi Dios, con mi Señor
y por ti ese no dejo.
-Lo dejarás y si no con esta espada de acero,
daré fin a tu carrera y a tu grande atrevimiento.
-Ya me tienes a tus plantas la cabeza te la entrego,
corta el hilo de mi vida que me detiene a ir al cielo,
tu esposa yo no e de ser aunque en pedazos pequeños.
-¡Calla! hipócrita embustera,
aborto del mismo infierno,
ahora veras si tu esposo
te libera de este acero.
Y le dió tal cuchillada que la cabeza quedó de su cuerpo separada,
y vino un ángel diciendole:
Esposa de Jesucristo, levantate de ese suelo y cogiendo tu cabeza
camina a tomar el premio y corona del martirio.

Santa Quiteria, la Iberia, rosa fina del persil,
azucena de la Iberia y lirio del mes de Abril.

(Dictadas por Quiteria Cézar Corpa)


+ Mayos

Canto de Mayo a Santa Quiteria, Virgen y Martir
(Estrofas de pie quebrado o manriqueñas)
Cuando en el Mayo florido
tu vergel venustas rosas
colorean;
cuando en el amor herido
las lisonjas dolorosas
reverdean;

cuando los trinos cantores,
surcando céfiros duros,
enardecen,
cuando, galanos de amores,
los zagales tiernos…, puros…
se enaltecen;

cuando el eter se acrisola
con tus célicas fragancias
de virtud;
cuando el martirio arrebola
el velo de mil jactancias
con su luz,

es tiempo de regalarte
en gratísimo mayeo
nuestro amor,
mostrando como estandarte,
a guisa de camafeo,
tu esplendor.

Cabe tu imagen sagrada
te presento mis loores,
¡Oh Quiteria!,
según la usanza dorada
de los quiterios mejores
de la Iberia;

te obsequio con regocijo
entre lirios y azuenas
la alegría,
el gozo que da cobijol,
zalamero, a nuestras penas
cada día;

el tiempo que, en lotananza,
de aqueste correr fugaz
adivina
la quietud de la añoranza,
que en un divino solaz
se termina.

Quiero en el último trecho
tu primaveral pureza
exaltar
y en el hondo de mi pecho
erigir a tu belleza
un altar;

te entregaste por esposa
al Hijo del Creador
Poderoso,
mudándote en flor dichosa
el Divino Redentor
deleitoso.

Y en el momento postrero
de este mayo que es la vida
terrenal,
ruega a tu Esposo, primero,
que acompañe mi partida
terminal.

Félix Tornero Calzas, abril 2008


MAYO
Estamos en Mayo
el mes de Quiteria
y a cantarle vamos
a la virgen bella.

A la virgen bella
que es nuestra patrona
te queremos todos
por ser vencedora.

Por ser vencedora
con tu gran pureza
por eso Germano
cortó tu cabeza.

Cortó tu cabeza
azucena blanca
reina de este barrio
y adorada Santa.

Adorada Santa
virgen de San Gil
esposa de Cristo
hermoso jazmín.

Hermosos jazmín.
tu diste la vida
por eso cantamos
esta melodía.

Esta melodía
que en sus notas suaves
relatan tu vida
¡Oh! Virgen y mártir.

¡Oh! Virgen y mártir
ya nos despedimos
te adoramos tanto
como vos a Cristo.

Como vos a Cristo
hasta el próximo año
que volvamos todos
¡Oh! Santa Quiteria
virgen yo te adoro.

Mayos compuestos por Mª de las Mercedes Pérez (20 de abril de 1985)


+ Himnos


HIMNO A SANTA QUITERIA

Letra: Frases de sus gozos.
Música: Jesús Cea (Segovia)

CORO
Eres pura e inocente
Virgen y Mártir gloriosa
Sé, Quiteria bondadosa
Con tus devotos clemente.

En la pila bautizada
Y en la Santa Fe instruida
Y en la aurora de tu vida
Fuiste ya privilegiada.
De la virtud de tu frente
Luz brillaba esplendorosa
En el ameno jardín
De la religión cristiana
Creciste cual rosa ufana
Y primoroso jazmín;
Pronto al Dios Omnipotente
Te ofreciste por esposa.
(al coro)

Si en la tierra fuiste bella
Y el mundo te aclamó Santa
Hoy es ya tu gloria tanta
Que eres del Cielo una Estrella
Del fulgor más esplendente
La más encendida rosa.
Por eso el mundo te aclama
Y te ofrece dones mil
Y este barrio de San Gil
Su protectora te llama;
Tú serás constantemente
Su patrona generosa.
(al coro y fin)

Este himno fue compuesto por Jesús Cea, teniente músico de la
“Banda del Regimiento de Artillería de Segovia”. Fue estrenado
en Huete, en la Merced, en la función a Santa Quiteria, el 22 de mayo
de 1.958. El coro estuvo formado por músicos y optenses “quiterios.
(Transcripción de Pedro Martínez)


HIMNO A SANTA QUITERIA
Letra y Música: A. Iglesias

ESTRIBILLO
Sol que ilumina mi vida
eres lucero del alba
pétalo de rosa fina
manantial de pura agua.
Postrados ante tus plantas
los de San Gil te pedimos
que traigas la paz al mundo
para bien de nuestros hijos.

Tú serás la que me guíe
si tuviera que marcharme
a donde quiera que vaya
nunca yo podré olvidarte
El día que yo regrese
a mi barrio de San Gil
te diré Santa Quiteria
te diré Santa Quiteria
cuanto me acordaba yo de ti.
Quiteria la de San Gil

En Castilla la manchega,
en Cuenca concretamente,
Está enclavado mi pueblo
y tiene por nombre HUETE.
En mi barrio de San Gil
allí nací y me crié
tiene su trono Quiteria
que virgen y mártir fue.
En este barrio Quiteria
siempre te seremos fieles
aprendimos desde niños
a degustar de tus mieles.
Tienes tu trono paloma
en la ermita de San Gil
donde desde pequeñito
a gritos quiero decir:
  coros…
Tú viniste de Galicia
y pasaste por mi pueblo
camino, Santa Quiteria
de los Montes de Toledo.
Donde fuiste delatada
por aquel pastor cobarde
a los que te perseguían
Por mandato de tu padre.
Aquellos que te seguían
y la vida te quitaron
fue por orden de tu padre
Y el asesino Germano.
La vida diste Quiteria
por amor y con gran fe
en aquel mismo momento
por reina yo te tomé.
  coros…

Este himno fue compuesto por D. Antonio Iglesias Santamaría, alférez subdirector. Fue interpretado por primera vez en la placeta de San Gil, al salir la Santa, el sábado día 24 de mayo de 1.986 y su presentación Oficial fue al concluir el concierto del día 26 de mayo en la Chopera. El acompañamiento fue de la “Banda de la Academia de Infantería de Toledo” y cantado por un coro de la misma y “quiterios”. (D. Antonio falleció el 15 de junio de 2.000). Datos tomados del libro “Huete Canta” de Gregorio Muñoz.